Blog

¿Qué es un funnel de conversión o embudo en marketing?

¿Qué es un funnel de conversión o embudo en marketing?

Elaborar un buen funnel o embudo de conversión es clave para atraer a más clientes a tu negocio

¿Qué es un embudo de conversión en marketing digital?

Un embudo de conversión, también conocido como funnel o funnel de conversión, es un término que se utiliza dentro del marketing digital para identificar la ruta o los pasos que sigue un cliente hasta cumplir un objetivo determinado. Esta ruta  se establece estratégicamente para guiar a nuestros posibles clientes a través de unos pasos específicos hasta conseguir que complete una finalidad concreta.

En algunos casos este embudo se enfoca en atraer el mayor número de usuarios a una tienda online o una landing de servicios, para generar así ventas. Este no es, ni por asomo, el único objetivo que se puede establecer con un funnel de conversión: se puede centrar en lograr cualquier otro objetivo que busque un negocio para conseguir más leads. Un ejemplo de ello es generar comunidad alrededor de una marca o conseguir que más personas se suscriban al newsletter para ofrecerles promociones temporales, entre otras cosas.

¿Para qué sirve un embudo de conversión?

Aunque el embudo o funnel de conversión está muy vinculado con el proceso de compra, las ventas no son el único objetivo de esta herramienta del marketing online. La conversión a través del funnel genera muchos otros beneficios al negocio que van desde la confianza hasta publicidad hacia tus clientes potenciales.

  • Genera confianza 
  • Transforma en posibles clientes en clientes reales
  • Estimula las ventas
  • Da publicidad a tu negocio

¿Cómo diseñar un funnel o embudo de conversión?

Antes de comenzar a elaborar un embudo de conversión, lo primero que debes hacer es analizar cuál es el buyer persona de tu negocio. Esto quiere decir que tienes que identificar perfectamente cuál es tu cliente objetivo, analizando tanto sus características principales, como edad y género, como su personalidad y comportamiento habitual. Una vez hecho esto será el momento de poner en marcha las estrategias de marketing más adecuadas para llegar a tus clientes potenciales y crear un embudo de conversión que sea interesante y beneficioso para ellos.

Cuando ya tienes claro el perfil del buyer persona de tu negocio, lo que debes hacer es pensar en un embudo o funnel que pueda ser atractivo para tus posibles clientes. Necesitas un funnel que se adapte a tus productos o servicios, y que sirva de incentivo natural para tus clientes, es decir, que suponga un beneficio o una recompensa para ellos.

Cuando hayas identificado a la perfección qué objetivo quieres lograr y a qué clientes quieres llegar lo único que te falta es encontrar el funnel adecuado. Existen muchos tipos diferentes que siguen a grandes rasgos una misma estructura, conocida como las fases o etapas del funnel de conversión.

¿Cuántas fases puede tener un embudo de conversión?

A pesar de que los embudos de conversión pueden ser diferentes, todos suelen seguir una serie de fases. En términos generales estas se dividen en cuatro, aunque pueden variar según el inbound marketing establecido por cada negocio y la finalidad del propio embudo.

  • Atracción: La primera fase del funnel de conversión es una de las más importantes. En ella tienes que hacer que diferentes usuarios se sientan atraídos hacia tu embudo. Esta es la fase en la que los clientes potenciales van a conocer tu negocio y en donde podremos ver la efectividad de nuestras estrategias de marketing. En esta fase entran en juego el SEO y el marketing de contenidos en general, las campañas SEM y otros elementos del marketing como las redes sociales.
  • Interacción: En esta segunda fase se basa en conseguir que el cliente pase de sentirse atraído a sentirse interesado. El objetivo principal de esta fase es conseguir que el cliente se quede el máximo tiempo posible en tu sitio web. De esta manera te estás asegurando que el cliente sienta confianza y cómodo con tu negocio, y garantizar que es el lead al que realmente querías llegar.
  • Conversión: La tercera fase es una de las más críticas, ya que es en la que comprobamos si nuestro funnel finalmente logra su objetivo o no. En esta fase es cuando un lead pasa a convertirse en cliente, por lo que deberás resolver todas las dudas para ayudarlo a tomar esta decisión.
  • Fidelización: La última fase del funnel de marketing es otra de las fases más importantes. En ella tienes que lograr fidelizar a ese cliente en cuestión, o lo que es lo mismo, generar engagement y conseguir que se convierta en un cliente frecuente. 

¿Por qué es tan importante para tu negocio tener un funnel de conversión?

Si todavía estás dudando si tu negocio necesita o no un funnel de conversión, debes saber que es muy importante si realmente quieres llegar a muchos más clientes. Este tipo de herramientas te permitirán realizar una visualización completa de tu cliente objetivo y te permitirá conocer las técnicas más eficaces para atraerlo a tu negocio. 

En este sentido puedes ayudarte de una agencia de marketing especializada para desarrollar el funnel que más se adapte a tu negocio y realizar los cambios necesarios para sacarle el máximo partido.