Blog

Cómo crear contenidos web relevantes para las personas

Cómo crear contenidos web relevantes para las personas

¿Qué contenidos son más útiles para nuestro cliente potencial? Te proponemos una serie de sugerencias para una buena generación de contenidos web

A la hora de introducirnos en la creación de contenidos, lo primero que nos debe venir a la mente es: ¿Qué contenido será más útil para nuestro cliente potencial? En segundo lugar, hay que pensar muy bien qué formatos son los más adecuados para conectar con él: posts, vídeos, infografías… asegurándonos de ofrecer cierta variedad para no caer en la monotonía, lo que ocasionaría que el usuario se aburriera y finalmente, el contenido fuera de todo menos relevante. 

Por otra parte, hablando de la relevancia y la calidad de un contenido, hay que dejar claro que es un aspecto muy subjetivo, ya que no siempre lograremos conectar con todo tipo de clientes. Por ello, es interesante elaborar un calendario de marketing de contenidos y focalizar nuestros esfuerzos en pensar como nuestro buyer persona (cliente ideal de un servicio o producto). Después de ponernos en su lugar, es recomendable realizar pruebas para finalmente encontrar qué es lo que le interesa. De este modo podremos poner en marcha una estrategia de content marketing sin perder horas de esfuerzo.

Generación de contenidos web 

Vivimos en una sociedad repleta de omnicanales y de oportunidades para compartir contenidos de todo tipo. Aún así, todo dependerá de nuestro objetivo, de modo que debemos pensar en nuestro público objetivo, y qué es lo que espera de nosotros. Te proponemos una serie de sugerencias para una buena generación de contenidos web. ¡Toma nota!

  • Aporta valor a tu cliente potencial

Como decíamos anteriormente, no debemos crear por crear. Debemos tener en mente a nuestro buyer persona y pensar cómo le beneficiará nuestro contenido. Hay que averiguar en qué situaciones consumirá el contenido nuestro cliente, por qué, dónde, etc. Realizando estas preguntas podremos acertar sobre lo que busca. 

  • Sintetizar el contenido con el objetivo de nuestro negocio

A continuación toca mencionar un aspecto relevante que no debemos olvidar. Decimos que es mejor sintetizar el contenido ya que el primer objetivo es acercarse al usuario, pero con vista a que más adelante pueda llegar a convertirse en un futuro cliente. Debemos dar con una mezcla en la que el contenido beneficie tanto al consumidor como a nuestro negocio. Si finalmente no hay un retorno a corto, medio o largo plazo, no será considerado de calidad para los usuarios. 

  • Añade ejemplos

Es importante ofrecer ejemplos reales después de haber creado contenidos interesantes para tu público objetivo, es una forma de continuar añadiendo valor. Si bien es cierto que introducir ejemplos no es tan indispensable como los anteriores puntos mencionados, si los incluyes, habrás generado un contenido que posiblemente conecte con tu audiencia.

  • Datos y estadísticas reales

Si alguna vez publicamos contenidos con datos y estadísticas, es importante que contengan enlaces a fuentes o citas que verifique los números de los que estamos hablando. Así le daremos mayor credibilidad e importancia.

  • Elementos audiovisuales

Es importante aportar elementos audiovisuales a nuestros contenidos para que se diferencien de los demás. Como decíamos al comienzo, consumir un mismo tipo de formato de forma continua es aburrido, ya sea un texto o un podcast de 1h con el mismo tipo de voz. Sé creativo e innova en cuanto a imágenes, gráficos, infografías, vídeos, efectos de sonido en los audios… etc. Podemos añadir también a nuestras imágenes diferentes elementos (emojis, vectores, ilustraciones…) para que luzcan diferente. 

  • Recursos relevantes

Añadir este tipo de recursos resulta de mucha ayuda si estamos explicando alguna funcionalidad. De modo que, si acompañamos al usuario en el proceso de aprendizaje con imágenes, vídeos o algún otro tipo de recurso, comprenderá mejor lo que le estamos explicando.

  • Demos la oportunidad al consumidor de profundizar

Si el visitante no ha acabado de profundizar en el contenido que le hemos ofrecido, siempre es fundamental introducir enlaces para que continúe informándose, mucho mejor si ese enlace lleva a otro post de nuestro blog. Tanto si es del mismo tema como otros similares que puedan interesarle, así le facilitemos el camino.

  • Fácil de consumir

Además de todos los anteriores puntos, ten en cuenta que el contenido sea fácil de leer. Si es un texto, estructura bien la información, si es un vídeo, que no sea lento, o si es un podcast, que no haya ruido de fondo. Para una mejor comprensión de los textos, acuérdate de introducir siempre  negritas, cursivas o texto subrayado, para que resalte a la hora de leerlo, junto con encabezados, párrafos, listas… Puede parecer una tontería pero no lo es, ya que sino el usuario no llegará a consumir lo que hemos preparado para él.

Como conclusión, hacer hincapié en que un contenido de calidad requiere paciencia y dedicación. Si no disponemos del tiempo, los recursos o la formación para generar contenidos en nuestra web y es necesario recurrir a profesionales que realicen este servicio, piensa en comenzar a trabajar con una buena agencia de marketing digital. Realizaremos un plan de marketing de contenidos adaptado a tu negocio que te ayudará a conseguir tanto a corto, como a largo plazo, tus objetivos.