¿Quiénes somos?

La dificultad de rentabilizar un pequeño medio de comunicación: Parte 3

La actitud de las empresas del sector de los videojuegos

En el artículo de hoy vamos a hablar de las empresas del sector de los videojuegos, o al menos de parte de ellas. En mi opinión, todas las empresas que aportan algo al sector de forma exclusiva forman parte de la industria, esto incluiría por supuesto a la prensa, pero al menos por el momento afirmar esto resulta impopular.

Por tanto tengo que aclarar que en este artículo me voy a referir únicamente a las empresas que distribuyen videojuegos, las que se encargan de organizar el dinero destinado a dar a conocer un nuevo título. Y aunque voy a generalizar tengo que decir que hay excepciones, muy pocas, pero existen.

A día de hoy el papel de la prensa es vital dentro de esta industria. Cada día salen al mercado nuevos juegos, y si tenemos en cuenta las plataformas digitales, más aún. Por tanto hay saturación en los usuarios, que necesitan soportes que les ayuden a destacar unos u otros productos. Las distribuidoras saben esto, y por esa razón buscan tener la mayor exposición de sus productos en los medios, incluyendo a los medios especializados.

El problema llega cuando no quieren pagar por esa exposición.

¿A que sería totalmente irreal pedirle a Sony que nos regalase a todos y cada de sus usuarios de PS4 una unidad de su nuevo God of War? ¿y a que sería aún más delirante exigirlo como si fuese su obligación? Pues esto es lo que la mayoría de distribuidoras de este sector hacen con la prensa del videojuego.

En más de 10 años solo me he encontrado dos empresas que hayan entendido que la salud de la prensa es importante para el sector, y por tanto, para su negocio. Admiro esa forma de pensar mirando hacia afuera, y no hacia su propio ombligo, pero por desgracia solo dos empresas no es suficiente para sostener la prensa especializada de un sector. Mirando nuestro portfolio de proyectos, os podeis hacer una idea de quienes son.

Posiblemente por esta razón llevamos años viendo como medios especializados en papel y online cierran sus “puertas”. No han sido pocos, y los que han caído hasta ahora no serán los últimos. Estamos perdiendo diversidad de medios, diversidad de opiniones, y eso solo redunda en un prejuicio para los usuarios.

Cuando queden 4 medios… ¿serán más fáciles de controlar para las distribuidoras, o por el contrario esos 4 medios podrán marcar las reglas de juego? Esa es la duda, porque por desgracia es el escenario al que nos dirigimos.

Pero analicemos la situación con ejemplos claros.

Lo primero que tenemos que tener claro es que a todo el mundo le gusta cobrar por su trabajo. Es más, todo el mundo se merece cobrar por su trabajo. Ser periodista de este sector es un trabajo, lo hagas con una carrera o con un FP, eso es lo de menos, determinará si cobras más o menos por hora, pero no si debes o no cobrar.

Desde ese punto de vista… ¿cuánto cuesta hacer un análisis? La respuesta varia en función de la duración del juego. Pongamos como ejemplo un juego de 10 horas, hay que sumar otras 2 o 3 para escribirlo, otra media hora para maquetar, y luego alguien que mueva el análisis por redes sociales, que haga los destacados, etc. En total analizar un juego puede suponer unas 15 horas de trabajo de un periodista. ¿Por qué ese periodista tiene que hacerlo gratis? Lo mismo sucede con unas impresiones, o con una crónica de un evento físico (que en muchas ocasiones genera gastos de transporte o alojamiento).

Las distribuidoras dirán… “Ese contenido tiene valor informativo, es tu obligación y tus usuarios lo demandan”. Si… y no. Que tenga valor informativo no quita que sea una promoción gratuita para tu juego, y que los usuarios lo demanden o no es algo que no tienes que analizar tú, eso lo hace Google Analytics.

Nos ha sucedido muchas veces durante estos años que decidimos no analizar un juego porque todas sus noticias y reportajes previos tienen muy pocas visitas, suponiendo un gasto de producción imposible de recuperar en publicidad (y menos al precio que está). La distribuidora nos manda igual el juego para “indicarnos” que desea ver el análisis publicado, pero nosotros, que la única prestación que podríamos recibir son un puñado de visitas, decidimos no analizarlo.

A las pocas semanas, recibimos un email o una llamada de la distribuidora preguntando por el análisis, exigiendo que sea publicado en el menor tiempo posible ya que lo necesita para sus reportes a internacional. Amablemente, les decimos que no vamos a analizarlo y que pueden pasar por él cuando quieran. Es ese el momento en el que nos recuerdan que “nuestros usuarios quieren ver ese análisis” o que “nos va a dar muchas visitas” o peor, que somos prensa del sector, que tenemos que tenerlo.

No es así. No tenemos la obligación de analizar un juego que nuestra audiencia no reclama. Si quieres que lo hagamos para darle visibilidad, que conozcan sus bondades y en consecuencia vender más unidades, paga por lo menos esas 15 horas que un “currante” le va a dedicar. Esto ya es grave en distribuidoras pequeñas, que tratan de llegar a fín de mes muchas veces con la misma dificultad que los medios, pero los es aún más en las grandes distribuidoras, las que lanzan varios AAA al año gastando millonadas en TV, pero no dedican ni un solo euro a sostener la prensa especializada independiente.

Me he encontrado con empresas de estas que argumentan que “invertir en publicidad en medios online no les renta”. Mentirosos. Y lo digo con todas las letras y a la cara de quien quiera debatirlo.

Es posible que alguna campaña en concreto no te rente si solo tenemos en cuenta el dinero que inviertes en ella (en espacios publicitarios) y los clics que recibes. Pero la necesidad de mantener los medios especializados, o la rentabilidad de los mismos, no se mide solo en el retorno directo de la inversión puntual en el lanzamiento de un juego.

Quita de internet todos las impresiones, análisis, vídeos, reportajes y noticias de tu juego. Valora toda la cobertura que ese medio ha dado al título desde que lo has anunciado hasta su lanzamiento. Valora el que le haya hecho una guía, que informe de todos tus DLC… ¿es ese medio rentable para tu distribuidora? No podemos valorar solo lo que nos interesa…

Y si no tengo razón… dejad de enviar notas de prensa a esos medios en los que no ponéis publicidad porque “no son rentables”, dejad de mandar juegos, dejad de invitarlos a presentaciones, dejad de llenar sus buzones de trabajo que no váis a pagar.

¿Pero sabéis qué es lo más desternillante de todo? Que luego esos medios “no rentables” y en los que no se invierte… si que son útiles para promocionar torneos de mi plataforma competitiva (gratis, por supuesto), para realizar sorteos en las redes sociales del medio (gratis, por supuesto) o para organizar campeonatos entre medios con sus usuarios (gratis, por supuesto).

Querido responsable de márketing de una gran distribuidora. Los concursos en redes sociales de los medios, los torneos en los que participan los medios y sus usuarios… ¡también son acciones publicitarias! Y si, deberías pagarlas, o al menos tener el detalle de contar con ese medio la próxima vez que lances un AAA y tengas que distribuir tu inversión en publicidad.

No he hablado en este artículo de los estudios indi. No profundizaré mucho en ellos porque habitualmente hablamos de grupos de personas que están arriesgando sus ahorros para hacer realidad un sueño. Muchas veces no pagan porque, directamente, no se lo pueden permitir. Con ellos la prensa puede hacer una excepción. Ayudarles en lo que podamos, ajustando nuestros gastos, para apoyar una industria que necesita y puede crecer. Pero en este caso lo que suele suceder es que nos olvidan.

Director de pequeño estudio indie, por favor, si un medio te ha ayudado a obtener visibilidad con tus primeros proyectos, si ha dedicado horas del tiempo de sus trabajadores a ayudarte a vender aunque sean 100 unidades de tu juego… acuérdate de él cuando triunfes. No te conviertas en esas empresas grandes que ya no miran atrás, no seas egoísta y devuelve el favor.

Y esta es la actitud de las empresas del sector, cuanto más grandes peor (salvo excepciones). Contenido, publicidad y acciones gratis. Da igual que lleve horas gestionarlo o producirlo… házmelo gratis.

Las preguntas son… ¿hasta cuando aguantarán los medios pequeños y medianos esta situación de abuso? ¿cuando se unirán para ponerle fín? ¿alguna empresa tomará conciencia y cambiará su forma de actuar?

Por el momento lo que queda claro es que, en general, un medio pequeño o mediano no puede contar con la “industria” para subsistir, y eso es realmente triste. Imaginemos los medios del sector del motor sin publicidad de coches… ¿existirían?, ¿podrían hacer buenos contenidos y mejorar? Lo dudo.

gboard

Artículos anteriores:

La dificultad de rentabilizar un pequeño medio de comunicación: Introducción

La dificultad de rentabilizar un pequeño medio de comunicación: Parte 1

La dificultad de rentabilizar un pequeño medio de comunicación: Parte 2

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.